Reciclar-tarjetas

Reciclar tarjetas de plástico

En un mundo cada vez más preocupado por fomentar acciones que eviten la generación excesiva de residuos, reciclar tarjetas de plástico es una manera de darles un nuevo uso a estos pequeños objetos para que no lleguen a la basura y mejor se aprovechen para manualidades. 

Las tarjetas plásticas para reciclar pueden ser de diferentes tipos, por ejemplo, credenciales escolares, gafetes de identificación de una oficina, certificados de regalo que ya vencieron, monederos electrónicos o tarjetas bancarias que fueron canceladas o que el desgaste ya no permite seguirlas utilizando. 

Todos hemos tenido una o más tarjetas en nuestra bolsa, así que el primer paso para llevar a cabo el reciclar tarjetas de plástico es comprobar que todos los plásticos que se van a ocupar, ya vencieron o simplemente ya se les dio el uso para el que habían sido diseñados. 

Probablemente al escuchar la palabra “reciclaje” lo que llega a nuestra mente sea la reutilización de botellas de plástico o de latas de aluminio, pero la gran noticia es que las tarjetas también tienen otras utilidades, solamente es cuestión de saber cómo aprovecharlas.

Beneficios de reciclar tarjetas plásticas

Cuando reciclamos tarjetas -y en general cualquier tipo de materiales- estamos dándole una nueva oportunidad a objetos cotidianos para que no lleguen a la basura, así se evita que los residuos aumenten cada vez más y se contamine el planeta.

El principal beneficio de la transformación de tarjetas es que se preservan los recursos que hay en el planeta para aprovecharlos mejor y además, se reduce la contaminación a partir de pequeñas acciones que se pueden compartir con la familia y los amigos. 

Otra ventaja de reciclar tarjetas de plástico es que se genera un ahorro considerable de energía, puesto que estos objetos no requieren de complicados y largos procesos de transformación para tener una nueva vida, son ideales para hacer manualidades sencillas que más adelante te vamos a enseñar. 

Por supuesto que no debemos de olvidarnos de otro beneficio, este es el ahorro de dinero, porque el reciclaje permite usar objetos y materiales que ya tenemos, así no gastamos y mejor aprovechamos algo que todavía puede tener distintos usos. 

reciclar tarjetas de plástico

Te damos las mejores ideas para poder reciclar tarjetas de plástico

Es probable que estés más acostumbrado a relacionar el reciclaje con materiales como las botellas o el cartón, pero tus tarjetas plásticas también se pueden aprovechar para crear distintos objetos que seguramente no te imaginabas, ¡te vas a sorprender de lo valiosas que son!

Si tus tarjetas ya vencieron o las credenciales de tus hijos ya no están vigentes, lo primero que debes de hacer es recolectarlas todas, porque de esto dependerá el tipo de nuevos usos que les vas a dar, por ejemplo, qué tal si haces el marco de un portarretrato. 

Es muy sencillo, solamente junta todas las tarjetas vencidas que tengas, consigue un marco de madera, resistol y tijeras. De acuerdo con la medida del marco, corta las tarjetas en cuadros o rectángulos, los cuales deberás de pegar por toda la superficie delantera, para dar un aspecto de mosaico muy original. 

Eso no es todo, al reciclar tarjetas de plástico también puedes crear unas bases para poner platos o resaltar algún adorno de tu hogar. Vas a necesitar dos tarjetas, que puedes pintar de color negro para que luzcan más sobrias, cuando estén secas córtalas por la mitad horizontalmente, pero sin partirlas por completo, la idea es que de los orificios puedas unirlas formando una “X”. 

Ponle silicón a esta especie de “X” para que quede más resistente, deja que se seque muy bien y listo, puedes colocar encima algún plato para compartir botanas cuando tengas invitados en casa. 

ideas para reciclar tarjetas de pvc

Haz las mejores manualidades con tus tarjetas de plástico

Para hacer manualidades con tarjetas de plástico no necesitas muchos materiales ni tampoco invertir mucho tiempo, por eso te invitamos a que lo compruebes haciendo alguna de estas prácticas ideas. 

  • Porta celular

Esta manualidad es bastante sencilla, solamente necesitas una tarjeta y algo de pintura, el color es de tu elección. Primero tienes que doblar la tarjeta dejando un centímetro aproximadamente en una de las orillas, no la dobles justo por la parte central porque ya no quedará igual. 

Cuando la hayas doblado, vuelve a doblarla, pero del centímetro que te había quedado libre, te quedará como una especie de arco con una pequeña pestaña, que es donde vas a apoyar el teléfono celular. 

Una vez doblada, pinta la tarjeta del color que más te guste, incluso puedes pegarle alguna estampita para personalizar los porta celulares si es que decides hacer varios, así de fácil podrás ver series y videos sin ningún problema. 

  • Organizador de audífonos

Ya no te vas a preocupar por tus audífonos, se acabaron esos momentos en que los encuentras enredados, lo cual es bastante malo porque esto provoca que poco a poco dejen de funcionar. 

Para hacer tu organizador necesitas una tarjeta de plástico y una perforadora para papel, con una sencilla de un orificio es más que suficiente, ya que solo debes de hacer tres orificios, dos en una de las orillas de la tarjeta (a lo largo) y uno en la orilla contraria, pero centrado. 

Después necesitas hacer un corte donde están los orificios, de manera horizontal, pues será ahí por donde van a pasar los cables de tus audífonos. En la parte central de la tarjeta, tanto arriba como abajo, recorta de manera que quede una forma de triángulo y listo. 

En los dos orificios de la orilla pon los auriculares, luego pasa el cable por los triángulos y al final, atora el tubo conector en el orificio que queda libre. Si prefieres, puedes pintar la tarjeta de tu color favorito para ocultar detalles, por ejemplo, el nombre del banco. 

  • Separador de libros

Probablemente nunca imaginaste que al reciclar tarjetas de plástico podrías hacer un separador de libros, es realmente sencillo. Primero necesitas un pedazo de tela con el estampado de tu preferencia, además de un trozo de listón que combine. 

Con la tela vas a forrar una tarjeta que ya no ocupes, utiliza silicón frío para que no se dañen tus materiales. En el punto donde uniste la tela pega el listón, recuerda que debe de ser un poco más grande que la tarjeta para que sea el que quede por fuera del libro y encuentres las páginas más fácil. 

 

tarjetas como separador de libros

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *