banner impresora

¿Cuántos tipos de impresoras existen?

En el ámbito de la publicidad y el diseño, conocer los tipos de impresoras es básico, porque se elaboran diferentes materiales, como lonas, tarjetas de presentación, credenciales, posters e incluso, es posible imprimir textos e imágenes en playeras. 

Posiblemente muchas personas podrían pensar que todas las impresoras funcionan igual y que sirven para plasmar imágenes o letras en hojas de papel; sin embargo, cumplen más funciones, por lo que en el mercado es posible encontrar una gran variedad de impresoras. 

Conocer el tipo y funciones de cada impresora es básico para sacarle el mayor provecho, además se evitan fallas en el equipo, porque en caso de usarla de forma incorrecta, se pueden provocar averías. 

Por eso, en este artículo te vamos a mostrar la variedad de impresoras que hay en el mercado y para qué sirve cada una.

Impresora de rueda

 

Entre los distintos tipos de impresoras que existen, la de rueda se llama de ese modo porque funciona a partir de un elemento giratorio, aunque es conveniente aclarar que se trata de un equipo obsoleto en la actualidad, pero que hace varios años, era muy utilizado. 

Esta impresora se fabricaba con un cabezal de impresión y una rueda metálica que tiene los moldes de las letras en su parte exterior, su imagen es poco conocida y es probable que se deba a su particular forma de funcionar, la cual te vamos a explicar a continuación.

Para poder funcionar, la rueda de la impresora hacía un desplazamiento perpendicular por medio de un eje metálico, que es paralelo al rodillo donde se colocaba el papel. Al girar, la rueda provocaba que las letras impactaran con el papel y con un martillo se imprimía en tinta cualquier texto. 

Cuando se tenía todo el texto en el papel, la rueda se volvía a desplazar por el eje metálico de dos formas: hacia la derecha, para volver a plasmar letras, o hacia abajo para comenzar una línea nueva de contenidos. 

Impresora Margarita

 

Otras impresoras que fueron muy utilizadas en su momento, pero que actualmente ya no se ocupan son las Margarita, llamadas así porque su cabezal de impresión tenía la forma de esta conocida flor. 

Aunque su calidad de impresión era buena, trabajaba de manera lenta, las letras de este equipo estaban modeladas en la parte exterior del cabezal de impresión, conformado por varios sectores, que eran los que daban la forma de flor. 

Además del cabezal de impresión, este aparato tenía un motor que servía para colocar los sectores que contenían cada letra, enfrente de la cinta entintada, para que un martillo golpeara al sector o pétalo, provocando que los caracteres que imprimieran en las hojas de papel.

Las impresoras Margarita contaban con una ventaja, el cabezal de impresión se podía sustituir fácilmente, para cambiar los tipos de letra o simplemente para darle mantenimiento. 

 

Impresoras de tambor

 

Para seguir conociendo los tipos de impresoras que se crearon con los años, toca el turno a las de tambor, que se pueden clasificar en dos subtipos: de tambor compacto y de ruedas. 

En el caso de las impresoras compactas, están integradas por un tambor metálico que debe de tener la misma longitud que el ancho de una hoja de papel, además en su superficie se ubican las letras y caracteres que permiten dar paso a la impresión. 

Cuando el tambor gira, es golpeado por unos martillos electromagnéticos que se ubican detrás del papel, para que puedan empujar la hoja hacia la superficie del tambor y plasmar las letras. 

Por otra parte, las impresoras de ruedas tienen un funcionamiento similar, la diferencia está en que el tambor se encuentra dividido por secciones para que cada una gire de manera independiente. 

 

Impresoras de barras

 

Cuando hablamos sobre las impresoras de barras, nos referimos a unos equipos que están moldeados sobre una barra hecha de acero, la cual se desplaza de derecha a izquierda de forma rápida, frente a la línea adaptada para escribir.

Los caracteres de estos tipos de impresoras están repetidos tres veces, en unos moldes que se posicionan enfrente de una hoja de papel para que puedan ser golpeados por unos martillos que permiten dar paso a la impresión. 

 

Impresoras térmicas

 

Entre los tipos de impresoras más conocidas se encuentran las térmicas, que podemos encontrar sobre todo en los comercios, porque sirven para obtener los tickets de venta, así como en los cajeros automáticos, cuando pedimos el comprobante de los movimientos que hicimos. 

Las impresoras térmicas funcionan con agujas calientes, que avanzan por un papel termosensible, de este modo, al hacer contacto, el papel se pinta de negro, haciendo que aparezca el texto. 

El papel que se usa para esta impresora viene en rollos, que se cambian con facilidad cada vez que se terminan. Es por esto que su velocidad de impresión se mide en milímetros por segundo, es decir, los milímetros de papel que van saliendo de este aparato. 

Los documentos que se obtienen con estas impresoras son tickets de venta o facturas, principalmente, porque la tinta se borra con el paso del tiempo y este tipo de comprobantes suelen funcionar algunos meses y después, se pueden desechar. 

Aunque es común que las impresoras térmicas usen tinta negra, también hay algunas que imprimen en tinta azul e incluso roja, pero ya no es posible que lo hagan en otros colores. 

 

Impresoras para sublimación

 

Una impresora para sublimación funciona con calor, ya que de esta manera se puede transferir la tinta a una hoja de papel, con la gran ventaja de que no sólo se realiza en blanco y negro, también a color.

La principal característica de estos equipos es que no utilizan cartuchos de tinta, sino una cinta en la que hay cuatro colores: negro, magenta, amarillo y cyan, que facilitan la tarea de imprimir a color y con buena calidad. 

Estos tipos de impresoras no funcionan con papel convencional, sino con hojas especiales e incluso telas, porque la impresión que realiza es por medio de sublimación, es decir que cuando la tinta se calienta, pasa de un estado sólido a gaseoso, sin pasar por el líquido. 

La tinta, cuando se convierte en gas, emite un calor que abre los “poros” de las telas, el poliester o el papel especial, para inyectar dicho gas en el interior de estos materiales, cuando se enfrían, los colores se quedan bien fijados. 

Es por esta característica que las impresoras para sublimación se utilizan en los estampados de playeras, bolsas de tela y en lonas, porque los diseños no se borran e incluso son resistentes al agua. 

 

Impresoras de inyección de tinta

 

El antecedente de las impresoras de inyección se remonta a 1951, año en que apareció la inyección de tinta por proceso térmico; sin embargo, fue hasta 1983 cuando Epson comenzó a vender la impresora SQ2000, que no tuvo la aceptación esperada debido a su alto costo. 

Con el paso del tiempo otros fabricantes aparecieron en el mercado, lo que abarató los costos de estas impresoras, las cuales funcionan gracias a la emisión de gotas de tinta ionizadas, para que puedan desviarse por electrodos de acuerdo con la carga eléctrica que tengan las gotas de tinta.

Entre las impresoras de inyección hay unas que son de baja demanda, es decir, que la tinta solamente circula cuando se manda a imprimir algo, ya que existen otros equipos en los que el flujo de la tinta es continuo, así que cuando no se ocupa se desvía a un depósito en el interior de la impresora. 

Para entender mejor el proceso de circulación continua de la tinta, lo más conveniente es mencionar que las impresoras de inyección que lo realizan de este modo son las que se emplean en grandes empresas, para marcar las fechas de caducidad en las etiquetas de los productos.

 

Impresoras electrostáticas

 

En este tema sobre los tipos de impresoras, hemos llegado a las electrostáticas, las cuales funcionan a partir de cargas eléctricas en un papel conductor que es especial para este tipo de equipos. 

Las letras se pueden plasmar en el papel gracias a que las cargas eléctricas fijan la tinta cuando una hilera de plumillas, que cubren todo el ancho del papel, avanzan por un depósito que tiene polvo de carbón, con el cual se imprimen los caracteres. 

En el mundo del diseño y la publicidad existe una gran variedad de impresoras, algunas ya no se utilizan, pues gracias a los avances de la tecnología, los procesos de impresión son más rápidos y de mejor calidad, permitiendo que la tinta dure más tiempo en el papel o la tela. 

 

¿Para qué sirven las impresoras?

 

En general, todos los tipos de impresoras sirven para generar o producir documentos muy variados, desde cartas, invitaciones, gafetes, fotografías, libros, revistas, credenciales y formatos para trámites escolares, gubernamentales y de trabajo. 

Además, la evolución que estos equipos han tenido con el paso del tiempo, hicieron posible que no sólo se imprima en papel, también en lonas, bolsas, playeras, gorras y lo mejor es que pueden ser cantidades grandes. 

Un uso particular de las impresoras está relacionado con el campo corporativo, pues por medio de estos aparatos se crean credenciales y gafetes para los colaboradores de muchas empresas. 

Los documentos de identificación son un elemento indispensable sobre todo en las empresas, porque permiten que haya un mayor control y seguridad entre los empleados, por lo que es común el uso de credenciales y gafetes. 

Actualmente en el mercado existen algunos tipos de impresoras que facilitan la tarea de imprimir estos objetos, ya que lo hacen de manera sencilla y rápida, a color y con calidad fotográfica, características que se deben de tomar en cuenta a la hora de adquirir un equipo como estos. 

Es importante contar con una buena impresora para gafetes, tarjetas y credenciales, porque estos objetos de identificación tienen un uso constante, por lo que es vital que sean de la mejor calidad para que su vida útil sea más larga. 

¿Qué tipo de impresora para tarjetas y credenciales es mejor comprar?

 

Cuando se desea comprar una impresora para tarjetas y credenciales, es común encontrarse con una gran cantidad de opciones en el mercado, por lo tanto es bueno saber algunas características básicas con las que debe de contar el equipo para que se convierta en una acertada adquisición. 

No basta con conocer los modelos y tampoco es conveniente fijarse únicamente en los precios, lo ideal es tener claro para qué se va a utilizar, en este caso, para imprimir tarjetas, y también es conveniente contemplar la cantidad de gafetes que se van a producir, para evitar que la impresora se dañe por una sobre demanda de su capacidad. 

La calidad de impresión es otro punto que se debe de considerar a la hora de comprar una impresora, por eso se deben elegir las que produzcan imágenes claras, con colores nítidos y sin alteraciones. Nosotros podemos ayudarte en encontrar una buena opción en impresoras para tarjetas, credenciales, gafetes y más. Plastikko es distribuidor oficial de ZEBRA.

Es básico tener en cuenta la facilidad con que un equipo se puede usar, no sólo para sacarle el mayor provecho, también para evitar que se descomponga por darle un uso inadecuado, lo que implicaría gastar en su reparación.

Con la finalidad de seguir ofreciendo un servicio de calidad, en Plastikko somos distribuidores autorizados de Zebra, una de las mejores opciones que hay en el mercado en cuanto a marcas de impresoras. 

Las impresoras Zebra para tarjetas y credenciales son una gran opción porque con ellas se obtienen imágenes claras y nítidas, que dejan ver con facilidad los datos y la fotografía de los colaboradores de una empresa o en su caso, de los alumnos de un plantel escolar. 

Esta marca cuenta con diferentes tipos de impresoras, ideales para las industrias de turismo, venta minorista, servicios de salud y de transporte. Con ellas se pueden imprimir diseños a color con calidad fotográfica de borde a borde, a una velocidad adecuada. 

Otra ventaja que ofrece Zebra es que sus impresoras pueden producir tarjetas o credenciales en volúmenes medios y altos, dependiendo de las necesidades que tenga cada industria.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *